top of page
  • DKD Mobiliario

Tiempo de ¡Torrijas!

Actualizado: 3 abr

La llegada de la Pascua y Semana Santa nos trae olores que nos trasladan a nuestra infancia.





La torrija española

En España, la torrija o torreja aparece ya documentada en el siglo XV, citada por Juan del Encina, un poeta, músico y autor teatral del Prerrenacimiento español en la época de los Reyes Católicos: "Miel y muchos huevos para hacer torrejas", comentaba en sus escritos, al parecer en referencia a un plato indicado para la recuperación de parturientas.

Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607) y Arte de cozina, pastelería, vizcochería y conservería de Francisco Martínez Motiño (1611). La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino.


Por qué se preparan las torrijas en Semana Santa

Su consumo asociado a la Semana Santa se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento del pan sobrante, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad.

Otros piensan que tiene una asociación religiosa, porque durante la Cuaresma (días de ayuno y penitencia en memoria de los 40 días que ayunó Jesucristo en el desierto) había que buscar un alimento para llenar el estómago sin ofender las creencias. Las monjas, durante los días de abstinencia, aprovechaban el pan duro, bañándolo en miel y leche, según datos históricos dados por ciertos en relación a las torrijas.


Torrijas de leche, receta fácil y tradicional de Semana Santa

Ingredientes Para 20 unidades

  • Pan para torrijas en rebanadas20

  • Leche1 l

  • Azúcar100 g

  • Canela en rama1

  • Aceite de oliva1 l

  • Huevos2

  • Azúcar para rebozar

  • Canela molida para rebozar

  • Ralladura de limón

Cómo hacer torrijas de leche Dificultad: Media

  • Tiempo total35 m

  • Elaboración20 m

  • Cocción15 m


Si nos apetece podemos hacer pan para torrijas, pero si no disponemos de tiempo hay opciones muy aceptables que también dan buen resultado. A nosotros nos gusta la barra de pan candeal (la de los rombos tipo andaluz), pero también podemos usar pan común. En cualquier caso, lo importante es que el pan sea del día anterior (absorbe mejor la leche y esto se traduce en torrijas más jugosas y cremosas en su interior) y que lo cortemos en rebanadas de, aproximadamente, un centímetro y medio o dos. En un cacito ponemos el litro de leche, el azúcar, la rama de canela y la piel del limón (sin nada de la parte blanca). Calentamos y cuando comience a hervir lo retiramos del fuego, tapamos y esperamos a que se enfríe antes de empapar las rebanadas de pan ya que si no se reblandecen demasiado. Dejamos el pan en remojo durante una hora o hasta que absorba toda la leche y no se vean restos. Batimos los huevos en un recipiente hondo, pasamos las rebanadas de pan por ambas caras y las freímos en abundante aceite de oliva bien caliente, volteando para que se doren por las dos caras. Las escurrimos bien y las ponemos en papel secante para quitar el exceso de aceite. Mezclamos 100 g de azúcar con dos cucharaditas de canela molida (opcional) y rebozamos las torrijas en la mezcla. Servimos con fruta fresca, espolvoreamos con nueces picadas o tal cual y sin florituras. Como más nos guste. Eso sí, mejor calientes y recién hechas que es su momento óptimo.


Y ya solo nos quedaría una cosa... ¡¡¡Disfrutar!!!!

Fuente: https://www.directoalpaladar.com/



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page